23 abr. 2012

La ermita de Santa Bárbara de Valdespartera

Santa Bárbara  
Posible aspecto de la ermita
Santa Bárbara es patrona de Plenas y también de las tormentas y los artilleros. Se celebra su fiesta el 4 de diciembre. En el pueblo tenemos una ermita a ella dedicada.
Vivió en el siglo III en Nicomedia. Era hija de Dióscoro y en una ausencia de su padre y contra su voluntad, se convirtió al cristianismo, y mandó construir tres ventanas en su torre, que simbolizaban la Santísima Trinidad. Su padre, al enterarse de ello la quiso castigar, pero Bárbara huyó, refugiándose en una peña que se abrió milagrosamente para esconderla. A pesar de todo fue encontrada, torturada y finalmente su mismo padre la decapitó en la cima de una montaña, tras lo cual, un rayo lo alcanzó y lo mató a él también.

La ermita de Santa Bárbara de Valdespartera

En la ciudad de Zaragoza también hay una ermita de Santa Bárbara, en las afueras de la ciudad, cerca del nuevo barrio de Valdespartera, donde nos hemos acercado a visitarla.


Hemos tomado el tranvía hasta Mago de Oz y de allí, andando, hasta una gasolinera, y bordeando un lago, hemos continuado por un túnel para cruzar la autovia Z-40. Poco después de pasar el túnel, por una senda a la izquierda se asciende hasta un cerro en cuya cumbre se hallan las ruinas de la ermita de Santa Bárbara.
Sorprende encontrarse enseguida con un paisaje estepario tan próximo a la ciudad.
Las ruinas se hallan en un montículo, a unos 346 metros sobre el nivel del mar, desde donde hay unas magníficas vistas de la ciudad de Zaragoza y de su entorno.
Del edificio se puede apreciar el espacio interior rectangular, dividido en dos partes: al Este se encuentra la iglesia y al Oeste las estancias del ermitaño, caballerizas, salas, etc. Rodeando los muros que quedan en pie, se ven unos fuertes machones o contrafuertes que los sujetan.

croquis de la planta

La ermita debió tener un atrio o espacio anterior a la entrada, abierto, con tejadillo, y con unos poyetes de obra a los lados para sentarse los visitantes. Sobre la entrada existió una espadaña con campana pequeña. Enfrente estaba el altar mayor dedicado a Santa Bárbara y a la derecha quedan los restos de un púlpito de yeso con estrechas escaleras de subida. Probablemente, a la izquierda estaría el otro altar dedicado al Santo Cristo.
A ambos lados del altar mayor había dos puertas que comunicaban con la sacristía, y probablemente con las estancias anejas. Estas estancias tenían un piso alto. Aquí viviría el ermitaño y se cobijarían los romeros en caso de mal tiempo, incluso comerían y guardarían las caballerías.
El material utilizado es piedra del terreno mampuesta y luego enfoscada con yeso. Algunos tramos de la cara oeste estan construidos en ladrillo, probablemente por haber sido rehecha después de algún derrumbe. El terreno bastante inestable, perjudica notablemente a la construcción y para evitar derrumbes se construyeron poderosos machones en el exterior.

Historia del lugar
Este lugar ha estado ocupado desde tiempo inmemorial, pues en sus proximidades, y cerca de donde ahora está la ermita, en unas excavaciones arqueológicas se encontraron restos prerromanos.
Durante la reconquista, en el siglo XII se edificó una fortaleza de la que apenas quedan restos. Sobre esas ruinas, la cofradía de la Gloriosa Santa Bárbara edificó, en el año 1690 una ermita en honor a Santa Bárbara. El terreno inestable y los materiales utilizados hicieron que desde muy temprano hubiera problemas y se acometieran obras de reparación a menudo. En 1706 ya se tuvieron que realizar grandes obras por problemas constructivos.
En 1745 el templo era de una sola nave, sin capillas laterales y con dos altares, uno dedicado a la santa titular y otro al Santo Cristo. Sobre el tejado descollaba una espadaña con una campana pequeñita. Delante de la puerta de entrada, en la pequeña explanada, se levantaba un peirón con una cruz de hierro. En la parte posterior del templo estaban dependencias anejas, como la vivienda del ermitaño, y se pueden apreciar vestigios de una escalera de acceso a la planta superior. 
El año 1749 se nombra un ermitaño. Durante la guerra de la Independencia los franceses ocuparon esos altos para atacar la ciudad, pero a pesar de ello, el templo no sufrió daños. Cada 1 de mayo se celebraba una romería a la ermita. 
A finales del iglo XIX un cronista la relataba así: “Con la animación de costumbre se celebró la romería a la ermita de Santa Bárbara, de Valdespartera, fiesta que cada 1 de mayo organiza la ilustre Cofradía de Labradores de la parroquia de San Pablo. El mayordomo de la Cofradía, don Juan Vitaller, obsequió al clero y demás personas invitadas con suculenta comida servida en las habitaciones de la ermita. Después de la bendición de los campos, la romería resultó pintoresca y fue todo un éxito de asistencia de público tanto a la misa como a la posterior comida de hermandad entre los asistentes”.
En el año 1905 se deja de celebrar la tradicional romería del 1 de mayo, factor este último añadido a los difíciles accesos de la ermita, aceleran el arruinamiento de la ermita, aunque entre 1910 y 1914 se arregló la fachada, se reformó el tejado y se acordó que todo lo demás se restaurara paulatinamente pero nunca llegó a realizarse.
Tras la finalización de la guerra vivil rspañola la errmita de Santa Bárbara se encuentra totalmente destruida. Se intentó restaurarla pero no pudo ser, y en 1946 la cofradía propuso trasladar la fiesta-romería a la iglesia del barrio de Miralbueno y la ermita de Santa Bárbara fue abandonada y desmantelada definitivamente. La cofradía de Santa Bárbara todavía existe y tiene su sede en la Iglesia de San Pablo.
La ermita quedó dentro del recinto militar del Acuartelamiento de Valdespartera rodeado de alambradas de espino, donde hicieron la mili muchos jóvenes y uno de los ejercicios de la instrucción consistía en tomar al asalto la posición de Santa Bárbara.
Aquí se rodó en 1958, en una vaguada en la base del montículo sobre el que se alzan las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, una batalla entre las tropas de Salomón y las de Faraón, de la película “Salomón y la reina de Saba“ de King Vidor, con Tyrone Power y Gina Lollobrígida.
El acuartelamiento de Valdespartera funcionó hasta el año 2001 en que pasó a manos del Ayuntamiento de Zaragoza, y con ello la ermita.
En los alrededores hay alguna construcción que creemos perteneció al viejo acuartelamiento. Quedan alambradas oxidadas, y en la parte posterior de la colina hay una caseta con tejado de cemento, usada como habitación, con un pequeño jardín algo abandonado. Bella excursión y hermosas vistas panorámicas.



Nota añadida el 8 de mayo de 2012

HERALDO DE ARAGÓN 8-5-2012

Hace 100 años:

Romería a la Ermita de Santa Bárbara

Se celebró la tradicional romería campestre a la Ermita de Santa Bárbara, sita en el monte y término de Valdespartera. Se celebraron primeramente los actos religiosos tradicionales organizados por la ilustre Cofradía de Labradores de la Santa Virgen y Mártir, establecida en la iglesia de San Pablo. Fue extraordinaria la concurrencia de romeros de Zaragoza, Cuarte, cadrete, María de Huerva, Miralbueno y Garrapinillos.

Tras la procesión hubo bendición de los términos. Terminadas  las solemnidades religiosas , la muchedumbre se desparramó por las hondonadas del cerro para comer la clásica paella y luego hubo bailoteo a los acordes de los pianos de manubrio

Recopilado por Mariano Banzo Berzosa.


1 comentario: