30 oct. 2011

El sacristán de Santa Isabel

De vez en cuando los pleneros que llevamos este blog, vamos a tomar vinillos por las tascas de la ciudad de Zaragoza, donde nos encontramos por haber emigrado hace unos años a la gran ciudad. En uno de nuestros vinillos fuimos a dar al bar El Picadillo, en la plaza del Justicia, un bar con buenas tapas.
Estando alli entablamos conversación con un tal Mariano, que nos dijo ser sacristán de la Iglesia de Santa Isabel de Portugal. Le comentamos que éramos de Plenas.
–¡Hombre de Plenas. Allí he estado varias veces a recoger algún muerto!– nos dice.
Resulta que Mariano es miembro de la Hermandad de la Sangre de Cristo y esta  tiene como uno de sus fines “recoger los cadáveres de los desamparados y de los que por orden de las autoridades hayan de ser objeto de tal medida, acompañando la conducción de los mismos al depósito judicial”. Cuando hay un muerto por accidente o causas extrañas, van los de la Hermandad a recogerlo.
Nos cuenta que hace unos años fue a una localidad cercana, donde se había ahorcado un individuo en una granja. Al entrar a recogerlo le impresionó contemplar a los pollos todos amontonados y en silencio. Cuando lo descolgaron y se lo llevaron, los pollos empezaron a piar…
Nos cuenta que en el año 68 monto un grupo musical que se llamaba “Salomón” y que no tenían local, y ensayaban en la Iglesia de San Cayetano cuando no había misas, pues su padre ya era sacristán de allí. En los años 70 tocó en las fiestas de Azuara.
Por esos años había otro grupo musical en Zaragoza de los que conocía muchos miembros, que eran “Los Gritos”, con Jesús Barcelona como cantante.
Con el grupo “Salomón “ tocó muchas veces en el barrio de Santa Isabel, y algunas veces acompañando a la cantante Ángela Carrasco.
Conoció a un músico de Blesa, alto, con el pelo rullao y "royo" que cantaba bien, del que dice que estaba algo locatis. Una vez fueron a tocar a Montenegro de Cameros y que a la hora de comer, el de Blesa pidió un bocadillo de “escombros”, que era un bocadillo de lo que fuera, con muchas cosas… Conoció a Enrique Reyes, un cantante que ya hicimos un comentario sobre él hace unos meses.
Mariano, sobre el año 85 u 86 vendió su guitarra y su Fender y se olvidó ya de la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario