6 oct. 2011

Instrumentos de viento del mundo


El miércoles 6 de octubre, a las 20:30 en el Aula 9 de la Escuela Municipal de Música y Danza (calle Domingo Miral) nos hemos acercado a la interesante charla que dio Miguel Ángel Fraile sobre algunas flautas y gaitas del mundo. 
Estábamos unas 50 personas. Presentó el acto Luis Miguel Bajén, comentando que Miguel Ángel Fraile es un gran músico de Zaragoza, que ha tocado en los grupos Cornamusa, ahora toca en O'Carolan, y es el músico habitual del bailarín Miguel Ángel Berna, además de tener una academia.
Miguel Ángel empezó la charla explicando que la flauta es un instrumento musical antiquísimo, y han aparecido restos de flautas de hueso en yacimientos en Eslovenia, y flautas de marfil en Alemania.
Va mostrando los instrumentos, explicando sus características y tocando melodías con ellos.
Nos habla del el mijwiz, que son dos cañas juntas, de Marruecos, Palestina y Argelia.


El ney de Turquía, hecho con una caña de nueve cuerpos. Algunas son muy largas. El sonido de este instrumento tiene mucho que ver con la cultura sufí, según la cual su sonido nos acerca a Alá, y Miguel Ángel dice que “es lo mejor para encontrarse con la tierra”… No es nada fácil tocarlo.
El dizi chino, flauta tradicional de bambú. Uno de sus agujeros se tapa con papel de arroz chino y al soplar hace una vibración que produce el sonido característico de estas flautas…
El hulusi chino, que emite un sonido “para enamorar a las mujeres”. Es una flauta que tiene una calabaza, dos cañas de bambú que hacen de bordón y otra flauta para melodías. Cada nota que emite tiene una gran expresividad.
Las launeddas, de Cerdeña, que “es un instrumento diabólico”. Tiene tres cañas, una de ellas es para tocar y las otras dos son para el acompañamiento. Muy difícil de tocar.
Los bansuri, de la India, de una sola pieza de bambú, traveseras. Con seis agujeros y la boquilla.
Las quenas, con una muesca en la boquilla que sirve para cortar el sonido.
Luego pasa a las flautas de caña de pico, que están en muchas zonas: Argentina, Aragón, Soria, la India. Se diferencian en la boquilla, pueden ser de caña o de madera.
La Wot, una flauta tailandesa parecida a las llamadas de pan, pero circular, curiosa.
Nos muestra diferentes tipos de dulzainas y ya entramos a instrumentos de esta familia, como son:
La suona china, tipo dulzaina, de caña. Es un instrumento que además de China, se toca mucho en Cuba,  pues fueron muchos chinos a esta isla a trabajar.
La bombarda bretona, con la que se pegan los bretones tocando horas y horas en sus bailes.
El duduk armenio, el único instrumento auténticamente armenio. Tiene que hacerse de madera de albaricoque, y es antiquísimo. Emite un sonido especial que ha sido declarado Patrimonio inmaterial de la Humanidad. Su sonido se puede escuchar en numerosas melodías de películas, como en “La Misión”, en “Gladiator”, etc. Dicen los armenios que “es el único instrumento capaz de hacer llorar a un rinoceronte con la boca llena de espuma y el cuerno también”.
De aquí ya pasamos a las flautas irlandesas, tin Whistler. En realidad no son irlandesas, sino inglesas, inventadas en latón por un tal Clark. Tiene un sonido metálico. Luego a esta flauta le han puesto cabezuelas de plástico decolores. Son muy conocidas. Los irlandeses les sacan efectos especiales y esos son los que le dan personalidad al sonido de esa flauta.
Otra flauta, más larga es low whistle, con sonido más grave que la anterior.
Ya pasamos a las gaitas de boto. Nos enseña las aragonesas; la primera que tuvo, que está copiada de una de Bestué; otra gaita de boto, copia de la gaita de Robres. Y nos muestra una gaita gallega de los años 60.
Y para acabar nos muestra la gaita irlandesa, que curiosamente no se sopla. El aire se introduce con un fuelle, que llena un boto y este hace sonar el “chanter” , que son las cañas. Es una gaita para tocarla sentado. A los irlandeses les prohibieron tocarlo de pie, diciéndoles que “es un instrumento muy altivo para un pueblo vencido”.
Se toca sentado, con un trozo de cuero sobre el muslo, con el brazo izquierdo hay que darle al fuelle, con el derecho al boto, y con los dedos tapar los agujeros… El sonido que emite es muy expresivo, con muchos efectos y variedad de sonidos.
La gaita irlandesa, uilleann pipes, se puede tocar con un “chanter”, pero también poniéndole los bordones, que son tres, largos y retorcidos, que emite un sonido maravilloso. Aun se le puede poner otro bordón con reguladores… en fin, complejo instrumento y muy difícil de tocar.
Acaba la charla y la audición y nos acercamos a ver la pequeña exposición de instrumentos. Entre los interesantes ejemplares de flautas expuestos, había una flauta hecha en hueso de buitre por Ignacio Navarro, de Plenas.
Algunos de los asistentes tocan los instrumentos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario