1 abr. 2011

La chaqueta que se vuelve sotana

Este es del grupo de tres que me contó Máxima Gracia y proceden de Tardienta.
Era un pastor cuya mujer tenía tratos con el cura.
Una vez se fue al monte a sacar las ovejas pero como hacía mal día encerró pronto y volvió a casa antes de lo previsto. Su mujer estaba con el cura en la cama.
La mujer le dice al cura que se quede quieto. El pastor se va a la habitación y se mete en la cama, y ya estaban los tres dentro. El cura muy callado para que no lo descubrieran.
El marido se despierta a media noche y ve que hay mucho bulto y empieza a contar y cuenta tres personas, y le dice a su esposa:
—¡Mujer, mujer, que en esta cama estamos tres!
—¡Pero cómo vamos a estar tres, hombre, lo que pasa es que no sabes contar bien!
Se vuelve a dormir y, antes de que amanezca, la mujer le dice al cura que se vaya. Como estaba oscuro, el cura se confunde y en vez de llevarse la sotana, se lleva la chaqueta de pana del pastor.
A la mañana el pastor se levanta y se pone a vestir y ve que no estaba su chaqueta y que había una sotana y se lo dice a su mujer:
—¡ Mujer, mira lo que ha pasado!
—Nada, hombre, lo que ha pasado es que el lino se ha vuelto lana y la chaqueta, sotana.
Y el pastor se puso la sotana y se fue a sacar las ovejas vestido de cura.

Recopilación Ángel S. Tomás

No hay comentarios:

Publicar un comentario