18 mar. 2011

El siglo XIX en Plenas. Algunas notas

El siglo XIX en Plenas  es un siglo de grandes convulsiones y cambios. El XVIII fue un siglo de esplendor para la localidad. Era un lugar floreciente, con una estructura económica mantenida durante siglos que capeaba bien los problemas que surgían con las epidemias, malas cosechas, etcétera. La Iglesia tenía un gran peso y la artesanía prosperaba. El comercio estaba tutelado y había proteccionismo pues se arrendaban algunos negocios y ello conllevaba ventajas para el que lo arrendaba y la no intromisión de productos exteriores. En Plenas había una incipiente industria artesanal de tejidos, con varios tejedores. Era el antiguo régimen.
El siglo XIX comienza muy mal, pues la Guerra de la Independencia trastocará los cimientos de la sociedad española. A partir de la guerra surgen una serie de cambios que si tal vez sirvan para el progreso y el desarrollo de la nación en general, no es menos cierto que ello se efectúa en detrimento de algunas zonas.
La guerra trae el hundimiento del aparato del estado. El comercio se resiente fuertemente. El Estado está sin recursos y sin posibilidades de recaudar impuestos. Las superficie agrícola ha disminuido, la ganadería ha sido destruida, la exportación de lana se ha hundido, el precio del pan alcanza precios exorbitantes, las colonias americanas se independizan y con ella se pierde un mercado poderosos y se interrumpe la llagada de dinero a la metrópoli… España está totalmente arruinada.
En Plenas todo eso repercute gravemente, además de los robos de bienes y ganados, asaltos, muertes, etcétera, a lo largo de toda la guerra, bien por los franceses, bien por las cuadrillas de guerrilleros, todo ello  empobrece mucho a la gente que no tiene oportunidad de recuperarse pues acabada la guerra pasan años de reconstrucción, donde se les exige a los campesinos impuestos muy altos para sacar a la nación adelante.
La guerra la ganan los guerrilleros, grupos de paisanos agrupados en pequeñas bandas que adquieren, en esta larga guerra, conciencia de su poder y observan que se pueden ganar la vida con este oficio. Si desde finales del siglo XVIII había bandoleros por el territorio ( la banda de Manteca y otras), ahora, en estos años de pobreza, muchos se van a apuntar a este oficio de bandolero y el territorio se llenará de cuadrillas que lo recorren con total libertad. Muchos de estos bandoleros se unen a las causas que van surgiendo, por ejemplo las guerras Carlistas, y en río revuelto sacan tajada.
En los años de 1830, con objeto de modernizar la agricultura  al modo inglés, y propiciar la acumulación de capital para poder industrializar a la nación, se realizan las desamortizaciones, pero ello conlleva que tierras comunales, como  eran los quiñones de Plenas, se venden a particulares, que las compran los ricos de los pueblos, y se hacen con casi todas las tierras y los pobres se van haciendo más pobres y pierden categoría social, de labradores o quiñoneros, pasan a ser jornaleros… Aumentando la pobreza.
Los propios son asimismo vendidos con la idea de fomentar el libre comercio. Ello supone la desaparición del proteccionismo local y el desarrollo de los negocios de gente con mayor iniciativa. Desaparecen tiendas, bares, molinos, etc, que se venden a particulares. Muchos productos de otras localidades se venden en Plenas con lo que la pequeña economía de compraventa de frutas, hortalizas, etcétera, se va acabando…
Leyes estatales fomentan zonas comerciales y la industrialización en territorios determinados, en detrimento de otras zona. Plenas, y todo Aragón ve como se hunde la incipiente industria textil en beneficio de Cataluña. Poco a poco Aragón se va convirtiendo en suministradora de materias primas y la manufacturación pasará a Cataluña, con lo que nuestras tierras pierden el carro de la Industrialización
Este estado general de cosas produce malestar entre los ciudadanos y muchos se rebelan, convirtiendo el siglo XIX en un siglo especialmente movido. Surgen las guerras carlistas y otros movimientos que sirven para aglutinar a los descontentos.
A lo largo del siglo XIX, en Plenas hay gran actividad guerrillera y bandolera.
A veces da la impresión que ese territorio, alejado de las grandes vías de comunicación, lo han dejado abandonado, y actúa el estado central en él como si fuera un territorio colonial, mandando fuerzas para acabar con los rebeldes
España entró en un extenso periodo de inestabilidad, la mayor parte del siglo se sucedieron continuas luchas entre liberales, republicanos y partidarios del Antiguo Régimen. La llegada de la Revolución industrial a finales del siglo, llevó algo de riqueza a una clase media que se ampliaba en algunos centros principales, sin embargo la Guerra hispanoamericana de 1898 condujo a la pérdida de las pocas colonias restantes.

Diario de Mallorca (Palma de Mallorca. 1808).  03/06/1810, página 2. (PDF, 4 páginas, ~549 KB.)
Peñiscola 12 de abril (…) las guerrillas del Reyno de Aragón que ha tiempo creo su junta, y hasta aquí han obrado separadamente, se hallan hoy reunidas a las órdenes de Don Antonio Hernández, oficial del batallón de cazadores de Palafox, nombrado por dicha junta segundo comandante general de las mismas, y forman un cuerpo respetable. Hallabase este jefe el 26 de marzo en el lugar de Monforte cuando le avisó el comandante de guerrilla Don Nicolás Riverés, de que 300 franceses de infantería subían a atacarle desde BelchiteRiverésPlenas al cerrarse la noche. Allí los alcanzó Hernández y volvió a formar a su gente a menos de tiro de fusil de la ventajosa posición enemiga. Pero a cosa de las 10 el comandante García, encargado de una de las guerrillas, le participó que los franceses a beneficio de la oscuridad, se habían retirado a toda prisa hacia Azuara; que en los principios de su fuga les quitó una galera cargada de pan, rindiendo a dos de los que la custodiaban, y que no continuó en su seguimiento por haber sabido que les llegaban 50 caballos y dos cañones de refuerzo. Por este y otros hechos se ve que el objeto de nuestros enemigos no es el de batirse con honor, sino el de robar y conducir a Zaragoza cuantos granos les es posible (…).

Diario de Mallorca (Palma de Mallorca. 1808).  06/01/1812, página 1. (PDF, 4 páginas, ~338 KB.)

Oficio de capitán don Tomás Campillo, comisionado en el partido de Alcañiz, al señor comandante general de Aragón. Mi general: continuando los encargos de mi comisión acabo de experimentar un suceso desgraciado, por haber muerto con un valor indecible el subteniente don Pedro Ordovás, por haber caído prisionero el comandante de la caballería don Benito Falcón, y por la pérdida de cuatro caballos; todo sucedido entre Monforte y Plenas el día 23, que fui atacado por seiscientos infantes y sesenta caballos, bien dirigidos por sus guías, que se me informan fueron de Plenas, las que supieron guiar al enemigo, separándolos de las avanzadas y centinelas, pues a pesar de la oscuridad de la noche, me cercaron por todas partes excepto un flanco que dejaron de ocupar, del que me valí para poder decir que he salvado esta partida, a pesar de la vigilancia de los enemigos, y de combinaciones tan concertadas, como manifiesta la carta interceptada que dirijo a V.S. Yo tuve poco lugar para la prevención, pues el día 22 que saqué las décimas de Aguilón y Tosos, nada sabía de enemigos, y no obstante he podido salvar estos enseres, ya escoltándoles con una porción de gente, ya con toda la fuerza; dejando al cuidado militar del teniente Don Mariano Díaz sostener al enemigo, que le atacó con fuerzas superiores, pues no solo no pudo vencerle, sino que fue en parte derrotado por este benemérito oficial. Sería nunca acabar, y quizá molesto, si refiriese a V.S. el pormenor de las marchas encontradas y difíciles, que he tenido precisión de hacer  para libertarme de caer en poder de dos diversas columnas de enemigos , que tenían concertado el doble objeto de cogerme con los artículos de micomisión, y de exigir todas  las contribuciones del partido de Alcañiz y Daroca, y el enorme pedido de 40 cahices de trigo o harina, cuya comisión cumplen en esta parte, dejándome en el país por donde pisan la desnudez, el hambre destructora, y la total ruina, que con mis fuerzas no puedo impedir; pero lo pongo en consideración de V.S. y le participo lo ocurrido para su gobierno. Dios guarde a VS muchos años. Campo del honor 29 de noviembre de 1811 Tomas Campillo.
Diario de Mallorca (Palma de Mallorca. 1808).  07/01/1812, página 2. (PDF, 4 páginas, ~349 KB.)
Carta interceptada a los franceses, mencionada en el diario de ayer. Alcañiz 22 de noviembre de 1811, a las tres horas de media noche. Pascualis Mayor. Comandante superior de los corregimientos de Alcañiz y Morella, a Mr Buguscani, jefe del batallón del regimiento de Línea 116. Recibí la carta de V. el 21 corriente a dos horas de la media noche del día de hoy, y voy a responder sin dilación. Cuando pedí a Monsieur, el general de división Musuler, un refuerzo de infantería y caballería, el jefe de banda Campillo se encontraba en Plenas, y sus avanzadas en Muniesa. En ese mismo momento, según los últimos avisos, debe haber pasado por Azuara y Belchite y aun se dice que ha desfilado hacia Cariñena para unirse con el Empecinado, pero solamente con 250 hombres de infantería y 80 de caballería; también se decía que estaba enfermo  en Plenas, y puede ser que aun se encuentre en dicho pueblo con lo restante de su banda (…).

Universal, El (Madrid. 1820).  02/10/1822, n. 275, página 3. (PDF, 4 páginas, ~2 MB.)
Columna volante en persecución de facciosos.
Desde Azuara me dirigía hacia Monreal por aviso que recibí del comandante de armas de Daroca, de haberse manifestado por aquel país una facción que ascendía al número de 160 hombres de infantería y caballería, mas a mi llegada al Villar de los Navarros supe que la misma se hallaba ya en Huesa, en cuyo pueblo se aumentó hasta 200 hombres; no titubeo un momento, desde luego me dirigí a atacarlos, lo que se verifico a las doce de la mañana de ayer: al avistar el pueblo, los encontré formados, su caballería avanzada, y las alturas casi inaccesibles que hay sobre su derecha guarnecidas perfectamente. En el momento dispuse que la partida de Gerona, al mando del subteniente del mismo Goñi, y doce cazadores de Asturias con el subteniente del mismo Moran acompañados de l a caballería despejasen el frente, lo que se consiguió en el momento solo por la caballería, lo que su demasiada intrepidez pudo causarnos mayores daños, sin que haya sido pequeño el haber sido herido gravemente el sargento segundo de voluntarios de España Gervasio Domínguez, y prisioneros tres cabos de Sagunto, uno de voluntarios y un soldado, lo que a pesar de las repetidas llamada que hizo tocar el bizarro alférez de voluntarios de España Basós que los mandaba, estaban tan enardecido que no la oyeron. Para dulcificar en parte esta pérdida rescatamos un sargento, dos cabos y ocho soldados de Alcazar de San Juan, dos soldados de Asturias y un zapador que habían cogido en Plenas, los que dejé enfermos a mi paso para Monforte. Las guerrillas al mando de los subtenientes indicados , con otras dos que hice salir de Asturias al mando de los tenientes del mismo Ceballos y Trellez, fueron los que hicieron toda la función: tomar el pueblo, desalojarlos de las terribles alturas, fue obra de un momento, y a no haber sido por la escabrosidad del terreno, en el que no podía absolutamente obrar la caballería, les hubiese costado caro; sin embargo han tenido bastantes muertos, entre ellos el ayudante : se hizo un prisionero y se hallan además en mi poder 16 caballos, una caja de guerra, una buena porción de sábanas, camisas y mantas que he distribuido entre la ropa; se han dispersado completamente y sigo al mayor grupo, según las instrucciones que tengo de V. S. mas me temo me burlen como la vez pasada, pues que estando ya inmediatos al pinar, será imposible sacarlos.Así como es justo que el hombre libre exhale a favor de la patria su último suspiro, así está obligada a proteger y amparar a sus buenos hijos: tal es precisamente el caso en que nos encontramos con el benemérito sargento Domínguez, quien según opinión de los facultativos al menos debe quedar manco del brazo derecho, en el que recibió el balazo; estas reflexiones no son sino para que V.S. se sirva disimularme el atrevimiento de recomendarle muy particularmente al sargento, pues que me consta lo mucho que ha mirado siempre por los que se hallan en el caso del citado Domínguez. Dios guarde a V.S. muchos años. Segura 24 de septiembre de 1822, Francisco Brandis. Sr. comandante general del Sexto distrito.
1823, 20 de febrero. En las cercanías de Letux hay 50 facciosos con cuatro caballos, que habían pasado por Lagata por la mañana y se dirigen hacia Moyuela. Pertenecen a Bessieres. Una columna volante va hacia Azaila y en Azaila los alcanzan, deteniéndoles y haciéndoles prisioneros.


En 1833, se encuadra a Plenas dentro de la provincia de Zaragoza y en 1834 se constituye el Ayuntamiento.

El 13 de noviembre de 1833 los carlistas  toman Morella y comienza la primera guerra Carlista. El territorio de Plenas y alrededores es  muy tradicional y desde el primer momento está a favor de los carlistas. Por todas partes surgen partidas .
Los liberales  detienen en Calanda a Rafael Ram de Víu y lo fusilan. Toma el poder de los carlistas Manuel Carnicer, que es fusilado en abril de 1835, tomando el mando Ramón Ca, que mantiene la resistencia hasta 1840.

La facción de Conesa ha muerto el día 5 de un balazo al cura párroco de Plenas, y marchó en seguida a los pueblos de Bea y Fonfria (lo mató el 5 de abril de 1834).
1834, 27 de abril. Conesa huye hacia Anadón, y de Anadón a Monforte. Van 37 caballos y seis u ocho a pie, perseguidos por un grupo de fusileros. Al verlos se dispersaron por unos barrancos, cayendo cinco caballos, dos facciosos prisioneros y otro muerto. Pasan noche los fusileros en Monforte. Al día siguiente continuaron hacia Moyuela, adonde había ido Conesa y los suyos, persiguiéndoles…
1834, 18 de mayo. Conesa va con 26 caballos hacia Bádenas perseguidos por Rebollo. Cerca de Rudilla se dividen en tres grupos y logran huir.
1834, 21 de mayo.  Rebollo dispersa a la facción de Conesa cerca de  Blesa.
Dicen que la facción de Conesa se compone de seis individuos: Jover, Conesa, Jusepón, Mina, Sola y Gimeno.
1834, 30 de mayo. Pasan por las armas en Villafeliche a mosén Santiago Lafuente, que era capitán de caballería de  la partida de Conesa.
1834, 7 de junio. Son pasados por las armas, a las nueve de la mañana, los miembros de la facción de Conesa:
  • Pedro Castro, de Blesa
  • Vicente Bello, de Blesa 
  • Antonio Salas, de Blesa
1834, 8 de agosto. Ha sido pasado por  las armas en la Villa de Huesa Francisco Izquierdo. El día anterior estuvo en Huesa el rebelde Conesa con su gavilla de 30 y pico hombres y cuatro montados. Va sacando a todos los facciosos que se hallan indultados, haciéndoles que se presenten bajo pena de vida. Al anochecer fueron a Blesa llevándose a todos los facciosos que estaban indultados.
1834, 14 de agosto. Se ve en las cercanías de Monforte a la gavilla de Conesa. Se cree que son 12 individuos, entre ellos  los cuatro o cinco cabecillas.
1834, 19 de agosto. El coronel Rebollo va persiguiedo a la Gavilla de Conesa.
1834, 6 de septiembre. El subteniente Cristobal Julián  comenta que en las cercanías de Blesa ha capturado a Salvador Colás y Salvador Serrano, naturales de Blesa y que ha mandado fusilarlos en el pueblo de Blesa porque después de que ambos se acogieran al indulto, se reunieron últimamente al rebelde Conesa.
1834, 20 octubre. Fonfría. Jusepón se une a Conesa y Jimeno. La banda esta ahora formada por unos 40 hombres a pie y 11 jinetes, comandada por Conesa. Pasan por el Villar, camino de Monforte  y de allí, por El Colladico hacia Piedrahita. Allí en Piedrahita las fuerzas del orden les atacan. En el encuentro mueren cinco carlistas y son hechos prisioneros cuatro. El resto consigue huir hacia Fonfría. Al día siguiente son fusilados estos cuatro prisioneros en la plaza de Piedrahita. Son:
  • Miguel Artigas, jornalero, casado, de Zaragoza
  • Gregorio Artal, labrador, soltero, de Samper del Salz
  • José Lou, jornalero, casado, de Muniesa
  • José Jarnés, jornalero, casado, de Huesa
1834, 5 de noviembre. La partida de Conesa unida a la de Enrique Montañés, y Blas Lerín, compuesta por 300 infantes y 30 caballos es dispersada en Villarluengo, huyendo ante la presencia de las columnas móviles
1834, noviembre. Conesa y Jusepón  llegan a Paniza y el coronel Ramón Gayán tiene que huir para salvar el pellejo. Los carlistas  pegaron fuego a la hermosa casa de Gayán que estaba llena de efectos, llevándose de ella  gran cantidad de vino y aguardiente.
1835, 1 enero. Se presenta a la justicia de Monforte, Blas Marteles, que formaba parte de la banda de Conesa.
1835, 31 de enero. Estaba Conesa con sus hombres reposando en el Mas de la montalbana  cuando un desconocido  que se había unido a ellos acabó con su vida de un disparo de trabuco y luego se alejó para cobrar la recompensa por la muerte del cabecilla.
1835, 12 de febrero. Gimeno, natural de Moyuela. se entregó a las autoridades, y en la tarde del 4 lo llevaron preso a Zaragoza, malherido, llevandolo al hospital. Le acompañaban varios urbanos, entre ellos el que dio muerte a Conesa.
1835. Litigio de unas cuantas localidades que no quieren admitir las cartillas de la Casa de Ganaderos. Son Azuara, Belchite, El Villar, Plenas, Loscos, Lagata… (AHPZ).


Eco del comercio, El.  01/02/1836, n. 642, página 2.
Capitanía General de Aragón. El capitán don José de Foixá, en oficio que me ha dirigido con fecha 27 desde Azuara, me dice lo siguiente:A mi llegada a Blesa a la una de la tarde con una copiosa nieve e intransitables las montañas, y por consiguiente mi infantería  en un estado el mas lastimoso para continuar la marcha en busca del rebelde Jusepín con una partida de 11 mas me resolví a seguir a todo trance sacando los voluntarios  de infantería, y me siguieron seis fusileros de Zaragoza, 15 cazadores de América y 15 de la compañía de África, todos al mando del sargento Sebastián, del referido regimiento de América y 30 caballos de mi regimiento 6º ligeros a  las órdenes del alférez don Juan Barrionuevo. Seguí desde el pueblo de Plenas, en que me anocheció, a los enemigos por la pista que dejaban sus caballos siempre fuera de camino, y favorecido por la nieve que me la marcaba.A las diez de esta noche lo he sorprendido en la casa de Morata cargando con la mayor celeridad el alférez don Juan Barrionuevo a la dicha casa, que impidió la salida de los enemigos por cortos momentos hasta que llegaron los cazadores. Después de un ligero fuego, el resultado ha sido caer en mis manos el tan temido cabecilla Jusepón con los once mas que le acompañaban, y con sus caballos, lanzas y demás armas, sin que haya escapado nadie ni tener por mi parte mas que un caballo mal herido que he reemplazado con el del cabecilla.
Me apresuro a dar a V.S. tan satisfactorio resultado quitando de este país el mas temido de los hombres, y aguardando la resolución de V.S. para que me diga que debo hacer con los prisioneros.Todos han contraído un singular merito en esta dichosa jornada por lo que todos son dignos de recomendación.
Los detenidos de la pandilla de Jusepón, son fusilados al día siguiente en la plaza de Azuara, a la vista de sus convecinos son:
  • José Fleta, alias Jusepón, de Azuara
  • Miguel Salvador, de Huesa
  • Felipe Izquierdo, de Ariño
  • Mariano Lou, de Calaceite
  • Joaquín Cuela, de Calaceite
  • José Fletos, de Letux
  • Santiago Barrera, de Mediana
  • Joaquín Plou, de Mediana
  • Francisco Lázaro, de Monforte
  • Bartolomé Montañés, de Paniza
  • Félix Lorén, de Samper de Calanda
  • Ramón Lavilla, de Escatrón
Por estas fechas empiezan las desamortizaciones. Los quiñones y tierras comunales de Plenas van a ser subastadas y van a caer en manos de los mayores terratenientes del pueblo.


1837, 4 de agosto. Entran en Moyuela y Blesa 80 carlistas.
1837, 25 de agosto. Pernocta en Azuara el pretendiente don Carlos con seis batallones y la caballería en Herrera. Aznar y Quílez pernoctan en Badenas.
De allí marcha el general en jefe hacia Muniesa, pero el grueso de las tropas carlistas permanece en Herrera.

BATALLA DE EL VILLAR
24 de agosto de 1837El general Buerens, tras concluir la estancia de los expedicionarios en Cataluña, regresó de allí a Zaragoza. Desde esta ciudad llega el 23 de agosto a Herrera, de donde desalojó unos pocos carlistas que ocupaban la localidad. Pero muy pronto sus avanzadillas le notificaron que en Villar de los Navarros, situada a cinco kilómetros al Sureste, se encontraba acantonada una imponente fuerza enemiga. Era la Expedición Real. El jefe isabelino, en vez de iniciar una inmediata retirada a Cariñena, a 25 kilómetros de distancia, donde se habría podido fortificar si hubiese sido perseguido, pernoctó en Herrera y marchó al día siguiente a dar batalla a Villar de los Navarros. Los carlistas no salían de su asombro al ver cómo aquella exigua tropa marchaba hacia ellos en orden de batalla, atravesando los campos pedregosos de los barrancos "Cañada de Navarra" y "Cañada de la Cruz" que bajan de la sierra de Herrera desde el Oeste, por lo que tomaron posiciones como si fuesen a celebrar una fiesta. Ambas tropas quedaron finalmente separadas unos seiscientos pasos, contemplándose, midiéndose, esperando órdenes. Las tropas acabaron por chocar, siendo el resultado la mayor derrota que en toda la guerra sufrió el ejército isabelino.
1837, 27 de diciembre. Se le levanta el confinamiento en Plenas a Juan de la Virgen del Pilar, hermano escolapio del Colegio de Barbastro.
1838, 11 de diciembre. Las tropas gubernamentales alcanzan en Azuara a un grupo de rebeldes formado por un capitán, un subalterno y 20 caballos. Matan a 15 rebeldes.

Guardia nacional, El.  16/03/1839, página 4.
La división de Ayerbe se hallaba el 1º en Muniesa, después de haber perseguido a Llangostera hasta Oliete, pero este siempre huyendo. En Plenas cogieron cuatro prisioneros facciosos entre ellos un oficial, cuya captura efectuó la compañía de Velilla, y otra de Cazadores del 1º de Francos, que al efecto de habían adelantado.
1839, 27 de enero. Los carlistas asaltan Moneva. Se entabla una batalla y hay cuatro muertos carlistas y 24 prisioneros. El cabecilla y 22 carlistas logran huir hacia el Villar. Ha sobresalido en la acción, el Nacional de Moyuela don Manuel Gracia. AL día siguiente son fusilados en las eras del camino a Aguarón el sargento faccioso, Miguel Gálvez y ocho carlistas más, así como el espía Blas Amada.
1839, 21 de febrero. Pernocta Cabrera en Muniesa.
1839, 22 de febrero. Pernocta Cabrera en Azuara.
1839, 23 de febrero. Sale Cabrera para Híjar.
1839, 1 de abril. Arte un gran convoy de 700 carros hacia Muniesa.
1839, 25 de junio. Una gavilla de carlistas es atacada entre Letux y Lecera. Es hecho prisionero el comandante de armas carlista de Azuara. Y 10 prisioneros más.
1839, 8 de octubre. Va un general por el Común de Huesa (Huesa, Blesa, Muniesa, Anadón y Rudilla, pues por allí están las partidas de Llangostera y Balmaseda.
1839, octubre. Se encuentra en Muniesa el Duque de la Victoria, Espartero y O'Donnell.
1839, 17 de octubre. Gran convoy de carros con víveres hacia Muniesa, donde se halla el cuartel general y de Cariñena parten 3.000 caballerías hacia Muniesa. El general O'Donnell llegó ayer al cuartel general en Muniesa, donde ya está Espartero.
1839, 26 de octubre. Hay unos 700 rebeldes en la zona de Muniesa.
1840, 11 de febrero. Salen convoyes, 700 carros para atacar Segura, Aliaga y Castellote. En Muniesa se concentra el material, y hacia allí se dirige el general Valdés.
Se manada a Muniesa 700 acémilas, 600 tiros de cañón y munición para el asalto.
1840, 20 de febrero. Llega a Muniesa Espartero. Los dos generales, Espartero y Van Halen se encuentran y planean el asalto a Segura, que lo está preparando Zurbano.
1840, 21 de febrero. Las tropas de Zurbano ocupan Cortes, Maicas, Lahoz y pueblos cercanos a Segura.
1840, 23 de febrero. Sale Espartero de Muniesa en Dirección a Segura. Espartero recorre las baterías. Las tropas de Zurbano que cercan Segura, se retiran a dormir  Maicas y lahoz. Iban las baterías hacia Cortes pero hay un gran temporal de nieve y no llegan a tiempo.
1840, 24 de febrero. Sale la artillería de grueso calibre de Muniesa y llega por la noche a Cortes. Espartero está en Maicas y otras tropas en Lahoz. Se les hace saber a los de Segura que o se entregan  a discreción o serán pasados a cuchillo.
1840, 25 de febrero. Sale de Cortes para Segura toda la artillería de grueso calibre, pero por el mal estado de los caminos no puede llegar al campamento.
1840, 26 de febrero. Empiezan las piezas artilleras a bombardear Segura. Por la noche cesan los cañonazos. Espartero va a dormir a Maicas.
1840, 27 de febrero. Se rinden  los de Segura. Entran las tropas en el Castillo. Los defensores van saliendo y depositan sus armas a la entrada del castillo. Han caído 278 prisioneros, 15 oficiales, cinco piezas de artillería y muchas armas.
1840, 28 de febrero. Espartero durmió en Maicas. Van las tropas, baterías y prisioneros a Cortes. De Cortes irán los prisioneros a Muniesa, y de allí a Lécera donde dormirán. No cesa de nevar en todo el tiempo.
1840, 29 de febreroLlegan a Muniesa galeras y carros cargados de proyectiles del sitio. Van oficiales carlistas prisioneros, como José Méndez, capitán del 6º Batallón de Aragón, Félix Quilez, teniente de Guías, Mariano Lacarta, Juan Mallén. Mariano Valro, y otros.
El castillo de Segura de Baños, Espartero, en febrero de 1840, después de arrasar las murallas con un intenso bombardeo, consiguió la rendición de los 287 soldados que lo defendían.

Eco del comercio, El.  14/02/1840, n. 2115, página 2
Relación de los pueblos que se han pronunciado a favor de la causa nacional en el distrito del Común de Huesa:
Muniesa, Moneva, Moyuela, Blesa, Huesa, Anadón, Rudilla, Piedrahita, Monforte, Plenas, Mezquita de Loscos, Loscos, Bádenas, El Collado, Santa Cruz, Nogueras, El Villar, Luesma, Herrrera, Vistabella, Aladrén, Villanueva de HuervaValmadrid, Puebla de Albortón, Fuendetodos, Aguilón, Azuara, Almonacid, Belchite, Codo, Mediana, Letux, San Perico, Lagata, Alacón, Ariño, Oliete, Cortes, Plou, Maicas, total 40.

1842, 29 de agosto. Una cuadrilla de nueve bandidos  robaron a todas personas que pasaban por el camino de Azuara y Torrecilla. Son robadas y atadas 27 personas.


Esperanza, La (Madrid. 1844).  27/06/1846, página 4. (PDF, 4 páginas, ~875 KB.)
Para la Iglesia de San Felipe de Zaragoza es ascendido el cura párroco de Plenas don José de San Martín.
Nota de los individuos que solicitan ingresar en la Sociedad Médica de Socorros Mutuos: don José Inés, cirujano en  Plenas, remitido en 1 de octubre, recibido el 3.
Pensamiento de la nación, El.  07/10/1846, página 14

División de las provincias en distritos electorales para el nombramiento de diputados a Cortes.Zaragoza capital: 2 distritos: Misericordia y la Lonja, La Almunia, Belchite, Borja, Calatayud, Caspe, Daroca y Ejea. De Belchite forman parte:
  • Herrera, venta, molino, batán, 1452 almas
  • Azuara, 1858
  • Aguilón
  • Fuendetodos
  • Belchite, ermita del Pueyo, de los Desamparados, Venta de Mayayo, Venta de Garcés
  • Almonacid de la Cuba, caserío de la Cuba
  • Villar de los Navarros
  • Puebla de Albortón
  • Plenas (508)
  • Moyuela, santuario de San Clemente
  • Moneva
  • Lagata
  • Samper de Salz
  • Letux
  • Lécera
  • Codo
  • Almochuel
  • Valmadrid
  • Tosos, pardina de Alcañicejo
  • Villanueva de Huerva
  • Romanos, Cañada Alta
  • Villadoz
  • Villarroya del Campo
  • Mainar
  • Villarreal, venta de Carrabadules, venta del Puente, molino del pueblo, ventorrillo, ventanuela del Huerva, venta vieja del Huerva, Molino de Lahoz, venta de San Martín
  • Codos
  • Encinacorba
  • Cerveruela
  • Vistabella
  • Aladrén
  • Paniza
  • Aguarón
  • Cosuenda
  • Almonacid de la Sierra
  • Cariñena
  • Longares
  • Badules, venta de Pintasolo
  • Fombuena
  • Luesma
  • Total de electores 34.488




SEGUNDA GUERRA CARLISTA (1848-1849), más conocida como la de los Matiners.
Los escenarios principales de esta segunda guerra carlista fueron Cataluña y Valencia, fracasando en otras regiones españolas. No obstante, en Aragón se levantaron partidas que tuvieron escasa incidencia y en todas las ocasiones fracasaron. A destacar el levantamiento en armas en Fuentes de Ebro del coronel Pascual Aznar, conocido por "el cojo de Cariñena". También se levanta otra partida en Alhama de Aragón al mando del comandante Herrero más conocido como "el organista de Teruel". El nombre propio de los carlistas aragoneses es Pascual Gamundi, nombrado por Cabrera comandante general de Aragón. Su acción más importante se produjo en Calamocha donde desarmó a 40 miembros de la Guardia Civil, institución militar recién creada en 1844.
1848, 20 de agosto. Estuvo el cabecilla Gamundi con 23 caballos y 8 infantes  en Cortes, huyendo de las tropas que le persiguen. De allí fue a los Baños de Segura, donde se procuró dos caballos y de allí marcho hacia El Villar. Tras el va un apartida de 100 infantes y 20 caballos, desde Muniesa, siguiéndole.

Época, La (Madrid..  05/04/1850,
El arzobispado de Zaragoza convoca concurso para los beneficios curados de las iglesias parroquiales del término, a saber (…) de primer ascenso, varias, entre ellas Plenas (…) y en curatos de primer ascenso, la coadjutoria de Plenas.
Esperanza, La (Madrid.   08/11/1850, página 2. (PDF, 4 páginas, ~1 MB.)
Para cura de Plenas don Bernabé Cereceda.
1855, 28 de mayo. Se presentan en Moyuela, un cabo y cinco soldados rebeldes del escuadrón sublevado en Zaragoza.
1855, 8 de junio. Llevan a Zaragoza a dos prisioneros hechos en Moyuela, uno de ellos conocido como Borrascas, que es trajinero.
1855, 25 de julio. Se entregan a las autoridades siete individuos del escuadrón sublevado en Almonacid de la Cuba.
1855, julio. El cabecilla Joaquín Royo, ha sido muerto cerca de Sástago.


Época, La (Madrid. 1849).  24/11/1856, n. 2359, página 3.
Se ha abierto concurso para la provisión de los curatos vacantes de la provincia de Zaragoza (…) y sale una coadjutoría en Plenas.

Esperanza, La (Madrid.   08/02/1869, página 2. (PDF, 4 páginas, ~1 MB.)


Seguimos publicando la lista de poblaciones que continúan remitiendo exposiciones a las Cortes constituyentes por conducto de la Junta superior de Asociación de Católicos, a favor de la Unidad Católica. Entre esos pueblos, está Plenas.


Se presenta la Ley de División de Distritos Electorales. A la provincia de Zaragoza le corresponden 10 diputados, que salen así: dos diputados por Zaragoza ciudad: Pilar y San Pablo

Distrito de Caspe, 1
Distrito de Belchite, 1
Ejea
La Almunia
Daroca
Borja
Calatayud
Tarazona
El distrito de Belchite, está formado por los siguientes pueblos:
Aguilón
Almochuel
Almonacid de la Cuba
Azuara
Belchite
Codo
Herrera
Fuendetodos
Lagata
Lécera
Letux
Moyuela
Plenas
Puebla de Albortón
Samper del Salz
Tosos
Valmadrid
Jaulín
Villanueva de Huerva
Villar de los Navarros
Sástago
Cariñena
Paniza
Encinacorba
Luesma
Mediana
Quinto
Fuentes
La Zaida
Gelsa
Rodén
TERCERA GUERRA CARLISTA (1872-1876). Primera República Española (1873-1874)

El general Marco de Bello había organizado la administración civil y militar de la región   pero había problemas para pagar a los soldados y armarlos ya que se armaban con lo quitado al enemigo o compradas en el extranjero. Organizó varios batallones carlistas y el Batallón de Almogávares del Pilar que eran soldados de preferencia dentro del ejército carlista del Centro. Perdió algunos combates como en Caspe pero pudo rechazar un ataque de los los republicanos a Cantavieja. Las partidas en el Maestrazgo fueron aumentando y mezclándose con las de Aragón, Cataluña, Cuenca y Albacete. Así por ejemplo la partida de Cucala entraba y salía de Cataluña. En el 1874 el infante Alfonso envió los hombres de Vallés (carlistas de Tarragona) a reforzar los hombres del Maestrazgo. Los carlistas pudieron llegar a crear un miniestado con centro en Cantavieja que, después de ser asediada, tuvo que capitular.

1872, 27 de abril. Entre Belchite y Azuara se ha reunido una facción carlista pero la guardia civil, sabedora d e los hechos, ha hecho acto de presencia y ha dispersado a los reunidos y ha detenido a cinco individuos.
1872, 17 diciembre. El alcalde de Azuara dice que en el pueblo no hay agitación carlista. Y que los quintos irán a Zaragoza.
1873. Las tropas gubernamentales estaban decididas acabar con las bandas carlistas de la zona, sobre todo con la partida de El Cojo de Cariñena que se hallaba por Huesa.
La guardia civil de Belchite, al mando del teniente coronel González, recibió orden de avanzar por entre Azuara y Lécera; la columna Polo seguiría a Calamocha; y las de Ayos y Olíver en la dirección que llevaban, es decir, sobre el flanco derecho de las acciones, camino de Fombuena. A todos encargó la mencionada autoridad que obraran contra el enemigo con energía y sin descanso.
El 30 de enero, Pablo Montañés, con 30 hombres, sacó raciones en Codo y Vinaceite ; al siguiente día 31 hizo lo mismo en Lécera, y además recogió algunas armas, dos caballos y 640 reales. El 31, don Pascual Aznar (a) el Cojo de Cariñena, entró en Longares con 50 partidarios. Durante las tres horas que permaneció en el pueblo, racionó la facción á su costa, recogió seis caballos, distribuyó armas entre su gente, y luego emprendió la marcha camino de Paniza, punto en que estuvo poco tiempo y de donde fue á pernoctar en Aladrén con 80 infantes y 10 caballos. En Herrera tomó el 1 de febrero raciones, dinero y un caballo, y aquella noche durmió en Villar de los Navarros con 90 infantes y 10 caballos. Se racionó en Luesma al día siguiente, y después de visitar algunos pueblos, se alojó en Aladren. El mismo día el cabecilla Montañés, con unos 40 hombres, extrajo raciones en Plou; y una fracción de su partida de 80 hombres y ocho caballos, capitaneada por don Francisco Cabero, recogió en Moyuela tres caballos, viéndose luego á toda la facción en Plenas, donde pernoctó. El 3 se reunió la gente del Cojo de Cariñena y de Montañés en Villar de los Navarros, al mando del primero.
El día 4 las tropas gubernamentales dieron alcance a estas guerrillas en Santa Cruz de Nogueras, donde hubo un fuerte enfrentamiento, en el cual cayeron prisioneros los brigadieres don Pascual Aznar y don Pablo Montañés; coronel, don Francisco Cabero; comandantes, don Femando Bretos y don Francisco Lisbona; capitanes, don Casimiro Buendía, don Manuel Oliver, don Domingo Pérez, don Santiago Cortés y don Francisco Sancho, y al resto de las facciones hasta el número de 124 individuos. Cayeron 10 oficiales y 124 carlistas. Algunos fueron deportados a Cuba pero todos ellos canjeados pasado un año.
Esta derrota bastó para ahogar en su nacimiento la insurrección en los partidos de Daroca y Calamocha, donde la mayoría de sus habitantes se hallaban identificados con la causa carlista.
1873, 9 de abril. Es avistada en Azuara una numerosa banda carlista. Como la zona era muy proclive a los carlistas, se situaron en Azuara una guarnición de 40 guardias civiles, para contener cualquier movimiento que surgiera por la zona.
1875, 24 de enero. Una  fuerza carlista de unos 1000 individuos al mando de Pallés entró ayer en Belchite, cobreando la recaudación y marcho a las cuatro hacia Azuara.
1875, 30 de abril. La partida de Juan Anieto, con 200 caballos, y la de Daroca al mando de Blas Muñoz, también con 200 caballos, entró el domingo en Lécera y exigió tributos, partiendo luego hacia Azuara.
1875, 5 de junio. Reunidas las facciones de Gamundi, Pallés, Boet, Muñoz y Mosen Pancho, con un total de 5.000 hombres, atacan Cariñena. En la batalla han muerto 20 soldados, 14 carlistas, seis voluntarios de Cariñena y uno de Cosuenda. El brigadier Lasso ha salido en su persecución pues han ido hacia Loscos y Monforte.
Los carlistas quemaron varias casas y se llevaron unos 50 rehenes, entre ellos una mujer embarazada, que se puso de dolores de parto, pidió ayuda, que se le negó y murió al llegar a Mezquita de Loscos. En el camino mataron a un voluntario detenido.

Revista IBERIA -10-JUNIO-1875
Con fecha 7 dicen a un periódico desde Cariñena, que el día anterior, al anochecer, llegaron a Plenas los carlistas que estuvieron en dicha villa, punto que dos horas antes había dejado una columna del ejército, y que a las seis de la madrugada han salido de Bea, ignorándose en que dirección.
Imparcial, El (Madrid. 1867).  10/06/1875, página 3.
Los carlistas han entrado en Cariñena y han hecho varios rehenes, se han llevado muchas alhajas y 35 caballos. El domingo por la noche llegaron a Plenas donde dos horas antes  había estado una columna, y el lunes de madrugada salieron de Bea no se sabe en que dirección.
1875, 8 de julio. Los rebeldes están atrincherados en Cantavieja, y la junta suprema carlista  de Aragón se rinde. Son detenidos 170 jefes, cadetes y unos 1.600 hombres. Son rescatados 48 rehenes de Cariñena.
En julio de 1875 merodeaba por el norte de la comarca de Belchite, por Aguilón, Fuendetodos, Valmadrid… una partida de cuatro jinetes y seis infantes al mando de Francisco Ibáñez, “el Polaco” haciendo exacciones por los pueblos. Desde Belchite salen fuerzas de La guardia Civil que acaban con la partida y dan muerte al Polaco, el día 20, cerca de Zaragoza.

1875-1885: Reinado de Alfonso XII.

Globo, El (Madrid. 1875).  25/01/1878, n. 836, página 2. (PDF, 4 páginas, ~2 MB.)

En la villa de Huesa, partido de Montalbán, ocurrió hace unos días un funesto accidenteHabiendo llegado a la masada de Yerna, propiedad del diputado provincial don Mariano Latorre, el joven Ángel N. (conocido por el Churro de Plenas) preguntando si había algún caballo en venta, pues hacia el oficio de chalán, y mientras se le hacia algo de comer, se salió hacia la puerta con tres mozos del masadero, a quienes dijo si querían comprarle alguna pistola de Lefocheaux de varias que llevaba, y probando y enseñando el modo de cargar esta clase de armas, se le disparo una al citado Churro con cuyo proyectil atravesó el vientre del mayor de los hijos que murió a las 18 horas. El repetido chalán, viendo que la herida era mortal y perseguido por uno de los hermanos, huyó camino de Anadón, donde tomando una caballería ha desaparecido.
Diario oficial de avisos de Madrid.  25/09/1882, página 3.
En el Ministerio de la Gobernación se han recibido solicitudes de los ayuntamientos de Monterde, Plenas, Calmarza y otros de la provincia de Zaragoza pidiendo se les gire alguna cantidad con objeto de socorrer a las clases trabajadoras de sus respectivas localidades, que se encuentran en la mayor miseria por falta de trabajo y los daños causados por las ultimas tormentas.
1882, 29 de septiembre. La Correspondencia Española. 29 septiembre 1882.
Del fondo de calamidades de han hecho las concesiones siguientes para remediar daños causados por tormentas y pedriscos:

  • Galera (Granada) 2.000 pesetas
  • Mármol (Jaén), 200 pesetas
  • Robledillo (Guadalajara), 250 pesetas
  • Ayora (Valencia), 2.000 pesetas
  • Catarroja (Valencia), 2.000 pesetas
  • Molinicos (Albacete), 1.750 pesetas
  • Castellar de Nuch (Barcelona), 250 pesetas
  • Villamanta (Madrid), 200 pesetas
  • Adra (Almería), 2.500 pesetas
  • Moyuela (Zaragoza), 500 pesetas
  • Plenas (Zaragoza), 200 pesetas
  • Fuentesaúco (Zamora), 2.000pesetas
  • La Boveda (Zamora), 1.250 pesetas

Globo, El (Madrid. 1875).  21/04/1885, n. 8464, página 3. (PDF, 4 páginas, ~892 KB.)
Se ordena la suspensión del ayuntamiento de Plenas, junto a otros muchos más.
La Corresponencia Española. 7 de junio de 1885

Gobernación
Reales órdenes resolviendo los expedientes de suspensión de los ayuntamientos de Arwa  (Coruña), Plenas (Zaragoza) y Morales de Toro (Zamora).

1885, 17 de junio. Muere en Moyuela el exdiputado a Cortes don Miguel Sinués.

República, La (Madrid. 1884).  02/08/1885, página 2.

Una epidemia asola la comarca y muchas zonas de Aragón y España.

Azuara: 23 invasiones y 12 defunciones
Belchite, 30 invasiones y 16 defunciones
Letux, 24 invasiones y 2 defunciones
Lagata, 10 invasiones y 3 defunciones
Lécera 12 invasiones y 13 defunciones
Plenas, 14 invasiones y 3 defunciones
Día, El (Madrid. 1881). 19/08/1885, página 2.
El 19 de agosto de1885 en Plenas hay una invasión y una defunción.
Iberia 17-03-1890
Ha sido detenido en la provincia de Huesca, Bernardino Val, alias Calzapreta, al que se le imputan el asesinato de una señora en Belchite, el de su padre estando trabajando en el monte de la misma población y el de un arriero de Plenas, después de robarle, en el camino que conduce desde dicho pueblo a Belchite.Todos estos hechos fueron cometidos hace veinte o veintidós años.
País, El (Madrid. 1887).  20/03/1890, página 3.
En la cárcel de Huesca ingresó hace dias Bernardino Val (a) Calzapreta, a quien se suponía profugo; posteriormente se ha comprobado que dicho individuo era un bandido que asesinó hace veinte años a su padre en el monte de Belchite (Zaragoza), a una señora de dicha población y a un arriero de Plenas, a estos últimos  con el fin de robarles. En su consecuencia se ha acordado trasladarlo a Zaragoza a disposición del juez de Belchite.
Siglo futuro, El (Madrid. 1875).  06/09/1892, n. 5264, página 3. (PDF, 4 páginas, ~1 MB.)
El alcalde de Plenas (Zaragoza) ha solicitado del gobernador civil la remisión de linfa vacuna para la vacunación del vecindario, por hallarse invadidos de la epidemia variolosa algunos pueblos inmediatos.
Carreteras. Se aprueban los dictámenes incluyendo en el plan general de carreteras la de (…) María, por Plenas, al confín de la provincia de Teruel.
1898: España pierde Cuba, Filipinas y Puerto Rico.
1898. Guerra de Cuba. Unos cuantos pleneros fueron allí a combatir.
1899, 14 de mayoCinco enmascarados robaron en la casa de Dámaso Mairal, en El Colladico.
Amordazaron a su esposa y la maltrataron así como a los criados, exigiéndoles 6.000 duros, y se llevaron 1.000 pesetas.
La guardia civil detuvo al vecino de Cucalón Telésforo García Clemente, que tenía revolver, cuchillos y mordaza. Al día siguiente se detuvo a Blas Esteban y Alejo García, que careados con el pastor de la casa robada, juró conocerlos como pertenecientes a la cuadrilla. Después de prestada su declaración, el pastor se pegó un tiro de escopeta por debajo de la barba, saliéndole la bala  por el caballete de la nariz. Este suicidio obedece al miedo de una venganza por parte de los malhechores denunciados o de sus familias,


No hay comentarios:

Publicar un comentario