9 oct. 2010

El corredor de Plenas


Ya en tierra de las Parameras, los pueblos de Moneva, Moyuela y Plenas también celebraban carreras pedestres. De Moneva era el famoso Rafael Oliver, corredor de principios de siglo. De Moyuela, en esta época, era José Tirado, que también vencía en todas las carreras de la comarca.

En Moyuela organizaban las carreras en las fiestas que se celebran en honor del Santísimo Ángel Custodio. Los premios durante los años veinte y treinta solían ser de 15, 10 y 5 pesetas para los tres primeros clasificados, respectivamente. Generalmente participaban corredores del pueblo, destacando durante los años veinte Mariano Martínez Abadía, Marcelino Gracia, Cirilo Bailo; Ignacio Lop y Jenaro Aznar. En los años treinta los premios no variaron y en estos años sobresalían del resto Antonio Tirado Alcalá, Cirilo Bailo Sánchez y José Luño Cubero, además del extraordinario corredor que fue Gerardo Aznar. Otro buen corredor de después de la guerra fue Antonio, el Negro de Moyuela. En esta época se corría en el Barranco, dando vueltas, y acudían los mejores de la región.

En Plenas se corre para San Agustín; antes, los vencedores de las corridas a pie y también de borriquillos, se solían merendar alegremente entre todos los pollos objeto del premio.


Eliseo en Plenas, el 3 de mayo de 2008. Foto: Celedonio García


En 1923 nació en Plenas Eliseo Gracia Marteles, a quien se le conocería como el corredor de Plenas. En una de sus primeras carreras ya ganó a Antonio el Negro de Moyuela ya los hermanos Romeo, de Villar de los Navarros. Estos le desafiaron a que fuera a la carrera que para la Virgen del Rosario se organizaba en Villar. Aquí Eliseo hizo su mejor carrera. Corría con unos calzoncillos rotos y con alpargatas. Los premios eran de 100, 50 y 25 pesetas. Los hermanos Romeo hicieron un comentario diciendo: ¿sólo le echáis cinco duros a éste?, refiriéndose a Eliseo, que se enfadó mucho. Eliseo salió quemao y cuando la gente le gritaba

¡Que se te ve…!, porque llevaba el calzón roto, Eliseo respondía: ¡Que se vea, pero pa lante voy yo!; al final, en la última vuelta les dobló el camino. El recorrido tenía más de 10 kilómetros, dando 20 vueltas por la ermita, saliendo hacia Nogueras.

Eliseo estuvo fichado por el Club de Regiones Devastadas de Belchite. En su época, en Plenas se corría desde la salida del pueblo hasta la Plana, dando tres o cuatro vueltas. Antes de la guerra se iba desde Carrabillar hasta el campo de Carranaballo y vuelta. Eliseo participó por muchos pueblos y siempre que llegaba a la carrera y veía los pollos colgados de la horca decía: ¡Esos para Eliseo, el de Plenas, que no cuente nadie! y además animaba a los otros corredores diciendo: ¡Tirad, que ya irá el de Plenas a por vosotros!, y cuando ya corriendo rompía a sudar iba a por ellos. Eliseo se enfrentó con los mejores corredores de Aragón y con otros de los pueblos de los alrededores. Corrió con Carato de Monforte; con Sierra, al que solía ganar porque entonces era más joven que él; los hermanos Alejo y Cipriano Romero, los hermanos Zapata, Alejandro Pérez, Fontanillas. de Alcaine, Royo de Berge… En una Vuelta a Zaragoza quedó por detrás de Miranda; pero dejó pronto de correr, las copas no le iban necesitaba ganarse el cocido para sus nueve hijos. Nunca se entrenaba; tenía suficiente con el trabajo diario.

Iba corriendo a los pueblos que había carrera y después también volvía a pie. Participó por muchos pueblos, entre ellos en Belchite, dando siete vueltas al pueblo (unos 21 kilómetros), llegó junto con Royo, de Berge (Echar él la mano y echarla yo, comentaba), ganó Royo, aunque le daban a Eliseo el primer premio y no lo quiso; en Monforte; en Letux. donde bajó todo el pueblo a verle, pero también le ganó Royo, de Berge, y Sierra se quedó detrás de Eliseo, en Azuara… En Plenas, cuando necesitaban ir a buscar al veterinario que vivía en Moyuela, llamabana Eliseo, que bajaba en poco más de cinco minutos.


El pedestrismo en Aragón, Celedonio García y José Antonio Adell, Diputación General de Aragón, Zaragoza, 1987.


"El corredor de Plenas", es una alegre música compuesta por el músico y compositor aragonés Pepín Banzo. Es ideal para amenizar y animar las carreras pedestres, llamadas también "corridas de pollos". Está dedicada a Eliseo Gracia Marteles, de Plenas y fue Primer Premio de Composición del "II Premio Anual de Composición y Recuperación de Música Popular Aragonesa Comarca Campo de Belchite.



No hay comentarios:

Publicar un comentario